Dispuestos a soñar

...Quiero brincar al vació, quiero saltarme tu olvido, quiero atender mis latidos, y morirme antes de que llegue tu egoísmo...

lunes, 25 de marzo de 2013

Éxtasis de la vida

Las calles no me llaman más para vagar en ellas,
puedo sentir como me echan con sonrisas de crueldad,
ya no siento el invierno crudo regresar,
cuando mataban las veredas, pero tranquilizaban congelando lo que ya no hay,
pero está acá, alguien lo pudo encontrar,
hay un corazón que siente embriagarse con el agua que escurre la luna en el cristal,
reflejando aquellos cuerpos, uno solo es verdad,
estoy en el éxtasis de la verdadera vida,
y si me va mal puedo volver a comenzar,
no lo creo,
no lo creo,
los deseos siempre llegan, tienen que a travesar primero el mar,
y el mar está conmigo la sal en las puntas de mis dedos,
no queman ni mis ojos porque soy la otra parte del mar,
porque ya no soy de aquellas calles que hoy me sonríen con crueldad,
perezco de lo que piden, soledad y malestar,
Estoy en el éxtasis de la vida,
y si me va mal puedo volver a comenzar,
no lo creo,
no lo creo,
los deseos siempre llegan, tienen que a travesar primero el mar,
algunos milagros siempre tardan, pero creo que esperan el momento ideal,
y yo estoy en el éxtasis de la vida,
puedo sonreír y no sentirme mal,
puedo ver acomodar al viento las hojas,
todo está en su lugar,
alguien lo pudo encontrar,
alguien lo pudo encontrar..

sábado, 9 de marzo de 2013

En dos.

Y tengo la piel dividida en dos,
la estación volvió a silbar,
mientras me volvía a sentar,
el suelo raspa, y el tren vuelve a pasar,
Me quede abajo, me quede esperando,
o solo quizás saboreando, recordando,
que solo llovió cuando el sol no nos salvo,
Y tengo el cerebro descompuesto,
cuando nos observo, cuando nos pienso,
y me confundo, derecha o izquierda,
la gente no entiende, porque son entes,
la reja siempre separa,
aquello es lo que jamás se nos explico,
Y tengo la piel dividida en dos,
la estación volvió a silbar,
el suelo raspa, y el tren vuelve a pasar,
Me quede abajo, me quede esperando,
o solo quizás saboreando, recordando,
que solo llovió cuando el sol no nos salvo.

Su sonrisa.

Veo su sonrisa,
y me acuerdo del invierno y sus mentiras,
Veo su sonrisa,
y rememoro cuando la noche era tibia,
Veo su sonrisa,
y nos veo pintando un banco ya pintado,
Veo su sonrisa,
y nuestras manos aferradas,
Veo su sonrisa,
y el dolor de mi alma en su partida,
Veo su sonrisa,
y siento esa trago amargo de sus palabras,
Veo su sonrisa,
y vuelvo a ese mismo día,
Veo su sonrisa,
y no comprendo sus muecas,
Veo su sonrisa,
y las hojas de otoño,
Veo su sonrisa,
y lo extraño que era estrecharnos,
Veo su sonrisa,
y está durmiendo, no tiene ya sentido,
Veo su sonrisa,
y en mi recuerdos, siempre lo traigo a la vida.

jueves, 7 de marzo de 2013

Estoy soñando con el sueño más bonito,
pero siento tu tristeza en el aire,
y aún cuando estoy empapada en este mundo hermoso,
siento tu alma deambular, no camines más,
Estoy soñando con el sueño más bonito,

pero tus penas se colan como pesadillas,
lo bueno de la vida es que se puede siempre,
volver a comenzar,
Hay tantas estrellas en el cielo,
siempre te voy a echar de menos,
fuiste mi primer deseo,
fuiste mi primer recuerdo,
Hay tantas posibilidades, pero lo posible,
se vuelvo incierto,
Estoy soñando en una burbuja,
y tu dolor, ¿cual será? me perturba,
porque eres parte de mí,
no se como explicar,
cuando acongojas, me acongojo,
cuando tiemblas, padezco,
cuando te ahogas, me muero,
Estoy soñando con el sueño más bonito,
y tu fuiste real, en algún mundo paralelo,
¿acaso sufro dolor de cerebro?
podíamos matarnos y volver a reencarnar,
pero siempre tuviste pavores,
y ahora solo tienes miedo, dudas,
y me haces llegar tu tristeza en forma aérea,
codificados que solo yo puedo descifrar,
Estoy contenta con mi sueño,
pero eternamente me desdicha tu desdicha,
porque quizás con un acto de magia,
podría borrar todo mal,
¿cual será? me perturba, 

Hay tantas estrellas en el cielo,
siempre te voy a echar de menos..


                              en alguna nebulosa, camino, sendero, es promesa, nos volveremos..

Nuevo día

Es la mañana de esté nuevo día, estoy tan celeste como el cielo,
y mi cuerpo brotando como las flores de la esquina,
y mi corazón volando como el ave en las alturas,
y puedo volar, aún con un ala mal herida,
y puedo seguir, porque seguir es lo importante,
Es la mañana de esté nuevo día,
y veo partir al corazón valiente,
Quien se atrevió a quererme,
Y se siente congraciado y me siento triste,
porque ahí va, a su siempre lejanía,
No puedo ir allí, pero quiero estar ahí,
No puedo siempre, pero deseo eternamente,
Es la mañana de esté nuevo día,
y el sol ya casi rasguña,
y el cielo está abierto,
y la casa se ventila,
y los recuerdos se guardan en cajones dormidos,
Y solo puedo hablar de la mañana de esté nuevo día,
cuando me siento completa, despierta, perfecta,
aunque después de todo,
el día siempre termina.