Dispuestos a soñar

...Quiero brincar al vació, quiero saltarme tu olvido, quiero atender mis latidos, y morirme antes de que llegue tu egoísmo...

lunes, 26 de noviembre de 2012


(Si pudiera elegir un momento,
un cisne bailando,
acompañando la locura,
de las olas corridas por el viento,
el cielo que se hunde, la bruma que camina,
que se pega a sus alas,
alas cortadas en el pasar del tiempo,
la fluidez con la que se mueve el mar, el agua,
como danza de bailarinas, un zigzag, apenas movimientos,
escondiendo su cabeza para que duela más,
tortura divina la de sentir, la de pedir piedad,
volar con los pensamientos, éxtasis que solo va por dentro..)

Caverna de amores muertos.


Serena la noche, te encontré navegando en el mar de los sueños,
silbando al duende de los deseos, que se llevara todo recuerdo,
como olvidar tu lagrima azul, que descendía desde el valle,
hasta la carretera de tus dedos, caverna de amores muertos,
otra copa rota, vidrios y astillas en el suelo,
Serena la noche, te encontré moribundo, 
naufrago de un barco olvidado,
en un bar de amores perdidos,
Aprovechar tu derrota y alunizar tu corazón,
porque también ando vagando, 
porque también ando escapando,
Plantemos bandera blanca,
tomemos de la copa rota,
silbemos juntos al duende de los deseos,
que su desamor no sea marinero,
animal de costumbres, 
resignemos viejos sentimientos,
quiero ser tu andar, ir por detrás, 
borrar todo lamento, ser tu integro dueño,
serena la noche, fundámonos en un solo beso.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Luna nueva


Para evitar que duela, para evitar que mate o contamine,
dejo salir de mis ojos, las lagrimas que con certeza,
van marcando mi camino, equivocado o traicionado,
apago el fuego que está en mi mente,
con agua de rió, con agua de fuente,
Voy lentamente, escuchando sus palabras,
no hiere, no como la vida y desencantos,
arena de reloj, que se cae, que se rompe,
corazón de vidrio, alma de cristal,
no me sientas, no me mires, 
a veces tardo, a veces mato,
soy amiga de la soledad,
no por elección, si no comodidad,
a veces me encuentra, 
a veces le escapo, a veces me rehúso,
no me tomes, no me bebas, 
de las heridas de amor,
me estoy alimentando,
Para evitar que suceda, como luna nueva,
me escondo en el cielo, detrás de un eclipse,
Y si pudiera sentir, lo que las musas sienten,
sentir de verdad, sin temer, solo amar,
escucharía tu llamado,
que suena a lo lejos,
que espera respuestas, respuestas que no llegan,
para evitar que suceda, como luna nueva,
me escondo en el cielo, detrás de un eclipse,
no me tomes, no me bebas, 
de las heridas del amor,
me estoy alimentando.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Sentarse a esperar a que el sol se apague, en la colina deseada, con los pastos cortos, con las flores mojadas, el rocío cae lentamente, el viento sopla pero no daña, habla, habla con mensajes cálidos, mi pelo se enmaraña, como los pensamientos míos que bailan, como danzarines de ballet y se atacan, combate a cuerpo por dominar la fluidez de los actos, de las cosas que voy dejando, atrás por supuesto, de las cosas que voy haciendo o incluso rompiendo. El cielo está abierto, cuando el sol hace poco se recostó en el final del horizonte, ahí donde nunca acaba, donde continua el siclo, el infinito, donde se cae y empieza de nuevo, del otro lado, donde todo comienza. Las estrellas guiadoras de sentimientos, de caminos sinuosos, esperan solitarias, las nombran, las adoran, pero nadie alcanza su brillante resplandor. Morada de cuerpos inertes, de almas desahuciadas, solo las añoran los seres que extrañan su gemela alma, pedazo de corazón que hace rato se fue a dormir en ellas. Suspiros que desvanecen, que vuelan como pétalos de margaritas, aves que vuelan a trote en rescate de sus vidas, el cielo se cae, el cielo termina. La noche serena como verano adelantado, con brisas serenas, aunque no hay mar, aunque no hay velas, arena, el olor arde en la nariz, del recuerdo, de aquel recuerdo en primavera, verano en la playa, verano cenicienta.Y estoy aquí, esperando que amanezca, que el sol estire sus brazos, en la colina que hoy me sienta, que me sienta tan bien, me mantiene, me desvela, me escucha, se sincera. La luna vigila impaciente la llegada de su amiga brillante eterna. Mis ideas se esfumaron, no hay peleas, serena así con el alma abierta, con la vida como agua, que fluye en mis venas. La paz domina en cualquier guerra, puedo suspirar pues ya ningún recuerdo daña, ya nada corta o mata. Los recuerdos se guardan en cajas, los feos se borraron con el alba. Fluye mi vida y soy amiga del sol, las estrellas y la luna, de la colina encantadora, del aire y de la sombra. De explicar mejor puedo decir, con ellas hasta los simples y serenos silencios son lindos, no hay incomodidad, no hay miedo, exclusión. Puedo pasar horas meditando, con los pastos en mi mano, con las flores mojadas, con el viento en la cara, momento que me permito ser quien soy, no quien debo ser, momentos, como cuando estiro mis piernas y corro, corro a toda marcha, sin mirar nada, solo mirando mi interior, lo que siento, lo que soy. Y no me avergüenzo, no me escondo, pero a veces el silencio es más encantador que las palabras.Como lo es mi colina cuando el sol se apaga.


(borradores)

martes, 6 de noviembre de 2012

El uno al otro

Amor más grande que no cabe en mis venas,
te suplicaré si es preciso mencionarlo,
te acompañare si hace falta,
si sobro o no importo,
eres lo más grande que he tocado,
eres lo más hermoso que me ha iluminado,
sí cayéramos, caeríamos juntos, de la mano,
para ti está echa esta alma soñadora,
para ti está echo esté corazón rengo,
que has sanado y orgullosa lo voy nombrando,
ansié me precisaras, y ahora estás sangrando,
vi lo que veías, con mis ojos calidoscopios,
críe decirte adiós, creí haberme roto mientras lo hacia,
Amor más grande que no cabe en mis venas,
queda esperar a que perdones tus lamentos,
te suplicaré si es preciso hacerlo,
te acompañare hasta el fin del universo,
si me matas o muerdes,
eres hecho para mí,
soy hecha para ti,
Vuelve a mi,
embarcare enfrentando la muerte,
magullare mi alma y corazón,
pero contigo, de la mano como siempre. 
A veces divulgar tus puntos débiles sin filtro alguno puede hacerte más humano, pero por desgracia también puede proporcionar material que luego sea utilizado en tu contra.
La gravedad del momento,
y que importa si sin sentir, voy rompiendo corazones,
y que importa si sin sentir, voy conquistando y destrozando,
si nunca estás para lastimar, para empujar, para matar,
El tiempo como sastre, sabe reparar, sabe dañar,
y que importa si susurras mi nombre,
y que importa si es solo un momento,
si nunca estoy ahí para escuchar, para sentir, para amar,
Los pensamientos que tratamos de negar,
y que importa si los encierro, los atrapo, los re niego,
y que importa si los revelo, los imprimo, los anhelo,
si no pienso vivir como piensas que viva,
pues nunca fui aquella que pensaste,
porque tú tampoco fuiste el que pensé,
La distancia que crea expectativas, ilusiona, manipula, traiciona,
y no estás aquí para reprenderme,
y no estás aquí contando mis latidos,
y estoy aquí disimulando los suspiros,
y estoy aquí con el corazón en regazo,
La gravedad del momento,
y estoy ahí rompiendo corazones,
y no estás aquí rompiendo el mió,
pues porque nunca fui aquella que pensaste,
pues porque tú tampoco fuiste el que pensé.


domingo, 4 de noviembre de 2012


Que si vienes, que si te vas, te amarro a mi mente, 
y te vuelves a lugar, lejos por supuesto,
mariquitas que cumplen deseos, 
santos que realizan sueños,
no te sabes vender,
no te se comprar,
pero frecuentas mis ideas,
en paredes aburridas, 
en gestos genuinos, 
como pronunciar algo que va mal,
cuando corres a extremos, 
cuando vuelas sin regresar,
Que si vienes, que si te vas, 
me amarraste sin avisar,
y por mucho que lejos, lejos quiera llegar,
vuelvo a tú lugar, lejos por supuesto,
donde me mantienes siempre,
remplazo de juegos, de adoquines sin cerebros,
mariquitas que cumplen deseos,
santos que realizan sueños,
No te sabes vender, 
No te se comprar,
pues actúas mal, actúas muy mal,
pero frecuentas mis ideas,
en paredes aburridas, 
en gestos genuinos,
como pronunciar algo que va mal,
cuando corres a extremos,
cuando vuelas sin regresar.

Frecuentas mis ideas..
Te he estado pensando...

jueves, 1 de noviembre de 2012



Jane Austen