Dispuestos a soñar

...Quiero brincar al vació, quiero saltarme tu olvido, quiero atender mis latidos, y morirme antes de que llegue tu egoísmo...

viernes, 17 de junio de 2011

Me duele que te duela tanto...

Recuerdos de galeras, sombreros altos con tantos pecados,
No éramos más que unas quinceañeras, vivíamos porque vivir era un milagro,
Noches a oscuras amándolos, noches enteras descubriéndonos,
Recuerdos traicioneros de una ola que los tapo, los tapo con trapos sucios y así los arruino,
Arruinar, como lo hace el agua, cuando toca alguna caja, primero las arruga, las ablanda,
Y finalmente las desarma y  de vez en cuando hasta el fondo las arrastra,
Recuerdos, tantos y miles de miles de recuerdos, que se hacen solo momentos,
Importantes para algunos, desechables para tantos otros,
Mirando tú mirada me encontré, mirando alguna foto me senté,
No éramos más que unas muchachas, con sueños y con miles de esperanzas,
Recuerdos deformados, recuerdos de trastornados,
De alguna mágica noche, que soñamos con algún que otro milagro,
Desvaneciéndonos hasta el cansancio, de no volver a vernos ningún día,
Despidiéndonos elegantemente, sin decir adiós con palabras fijas,
Hoy te siento rugir, hoy te siento temblar a gritos temblorosos,
Ya lo sé, sentí lo mismo, días de hoy que lo he deseado,
Ya no escuchas más a nadie,
Ya no sientes más a nadie,
Hoy tienes algo más que lo que teníamos,
Su pequeña sonrisa mirándote descocida,
Ríe y ríe sin parar, no entiende por qué su mama no deja de llorar,
Aquella galera se quedó atrás, todo vuelve a comenzar,
Hoy somos unas pequeñas grandes, desconocidas,
Ya no sé cómo ríes cuando sientes, ya no sé cómo lloras cuando duele,
Ya sé yo, que duele profundamente, ya se yo, ya lo sé,
Duele y así siempre dolerá, como duele hoy y dolerá siempre,
Ayer vivíamos por que vivir era un milagro,
Hoy tienes que, porque no vivir por ella, eso sería un pecado,
Ya lo estás mirando,
Ya tú lo estás sintiendo,
Ya tú lo estás imaginando,
Ya tú te lo estás viendo,
Ya tú, sabes que siempre esta ahí,
Otra cosa poder no puede, solo cuidarnos,
En este mundo despeinado.