Dispuestos a soñar

...Quiero brincar al vació, quiero saltarme tu olvido, quiero atender mis latidos, y morirme antes de que llegue tu egoísmo...

sábado, 9 de octubre de 2010

Mundo lejano

Te dejo ahí en la puerta de tu umbral,
Como hoy y otras muchas veces, te observo mientras me alejo,
luces extremadamente especial, casi genial, 
Todo es tan perfecto cuando permaneces a mi lado, algo casi irreal,
desde luego nos olvidamos del mundo, que nos mira como a dos extraños,
nos olvidamos de lo convencional, de lo normal, de todo en cuanto no nos involucre,
Somos casi perdedores de una vida ganadora, somos casi patéticamente perfectos,
pero hoy te veo alejarte con un caminar descolgado, con un quiebre en tu rostro,
y será porque no me veras cuando vuelvas abrir los ojos, ni por muchos otros días,
Te dejo ahí en la puerta de tu umbral, te veo marcharte y saludar con tu mano, mientras yo me alejo en algún auto,
Te veo sintiendo el dolor que hoy se perfectamente de que se trata,
Un dolor que a ambos nos carcome el alma, nos apuñala y dispara,
Pertenecemos a distintos mundos, a distintas cosas, a distintos horarios,
no es fácil coincidir entre esa y varias cosas, 
entre mis temores y tus delirios, todo se vuelve complicado, 
Te dejo ahí en tu umbral, tan tuyo como mió,
en donde siempre todo termina con un adiós,
un andar descolgado, un saludo amargo,
y cada uno volviendo luego,
a su mundo lejano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario