Dispuestos a soñar

...Quiero brincar al vació, quiero saltarme tu olvido, quiero atender mis latidos, y morirme antes de que llegue tu egoísmo...

jueves, 23 de septiembre de 2010

Día Primaveral


Ayer como en una tarde así, donde el sol entra por la ventana,
Caminábamos por entre los árboles y jugábamos a que me alcazabas,
Nos sentábamos en algún banco de plaza y te leía alguno de mis cuentos favoritos,
Y nos dejábamos allí, que la vida nos pasara, que la brisa nos rozara, el cálido viento de esos días tan primaverales,
Es como volver al mismo día, al mismo lugar, a la misma hora,
En aquella plaza con olores tan distintos,
Ayer como en una tarde así, tú me hablabas de tantas cosas que no entendía,
Me tomabas de la mano y la acariciabas tan lento, de alguna forma era tu sutil despedida, en una tarde tan primaveral jamás pensé que me ibas abandonar, es que esos días son siempre felices, pero lo supe al verte la cara empapada de pequeños cristales, que al parecer mentiste cuando dijiste, eran de alegría.
Ayer como en una tarde así, donde el sol entra por la ventana, caminábamos de la mano, por nuestra plaza tan preferida, mirábamos la calesita con pequeños bailarines y algún que otro payaso, son recuerdos tan frescos, que siento que aun están vivos, aquí hoy mismo, las ultimas frases, solo fueron consejos, palabras amistosas, que con el tiempo solo cortarían el silencio y mi llanto, es tan extraño, hoy al sentarme en aquel banco, sola, con los años detrás, y mirar todo de nuevo, sentir esa brisa, el olor a las margaritas, las arañas que descienden del tronco de un árbol, todo esto y sin ti.
Sin nadie que me haga erizar la piel, sin nadie en quien recostarme mientras leo entre suspiros algunos de mis tantos libros favoritos, es que sola,
Sola me siento, así, sin ti, es esta gran plaza, que siempre fue tan pequeña, y tú tan grande, tan fuerte, y yo tan débil, tan sola. Sola sin ti en este día tan primavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario