Dispuestos a soñar

...Quiero brincar al vació, quiero saltarme tu olvido, quiero atender mis latidos, y morirme antes de que llegue tu egoísmo...

jueves, 23 de septiembre de 2010

La mejor foto.


No se puede salvar a todos,
pero si fotografiar todo.

Día Primaveral


Ayer como en una tarde así, donde el sol entra por la ventana,
Caminábamos por entre los árboles y jugábamos a que me alcazabas,
Nos sentábamos en algún banco de plaza y te leía alguno de mis cuentos favoritos,
Y nos dejábamos allí, que la vida nos pasara, que la brisa nos rozara, el cálido viento de esos días tan primaverales,
Es como volver al mismo día, al mismo lugar, a la misma hora,
En aquella plaza con olores tan distintos,
Ayer como en una tarde así, tú me hablabas de tantas cosas que no entendía,
Me tomabas de la mano y la acariciabas tan lento, de alguna forma era tu sutil despedida, en una tarde tan primaveral jamás pensé que me ibas abandonar, es que esos días son siempre felices, pero lo supe al verte la cara empapada de pequeños cristales, que al parecer mentiste cuando dijiste, eran de alegría.
Ayer como en una tarde así, donde el sol entra por la ventana, caminábamos de la mano, por nuestra plaza tan preferida, mirábamos la calesita con pequeños bailarines y algún que otro payaso, son recuerdos tan frescos, que siento que aun están vivos, aquí hoy mismo, las ultimas frases, solo fueron consejos, palabras amistosas, que con el tiempo solo cortarían el silencio y mi llanto, es tan extraño, hoy al sentarme en aquel banco, sola, con los años detrás, y mirar todo de nuevo, sentir esa brisa, el olor a las margaritas, las arañas que descienden del tronco de un árbol, todo esto y sin ti.
Sin nadie que me haga erizar la piel, sin nadie en quien recostarme mientras leo entre suspiros algunos de mis tantos libros favoritos, es que sola,
Sola me siento, así, sin ti, es esta gran plaza, que siempre fue tan pequeña, y tú tan grande, tan fuerte, y yo tan débil, tan sola. Sola sin ti en este día tan primavera.

Descansemos de esto


Démonos un descanso, descansemos de este dolor que nos perturba,

De este recuerdo que nos nubla,

De este sonido que nos aturde,

Descansemos en cualquier parte,

Dejemos de pelear por este tiempo,

Hay que pensar y cambiar un poco,

Hay que empezar a ver las cosas de otro modo,

Somos grandes y pocos, nos conocemos demasiado,

Sabemos de menos, cuidémonos entre nosotros,

Que el de afuera nos tiene miedo, podemos pensar que así crecemos,

Pero a mi me enseñaron a crecer sin miedo,

Sin golpes, sin planes, sin burlas al conocimiento,

Que los ignorantes no triunfan y los que saben, sufren por ello,

Démonos un descanso, descansemos de este dolor que nos perturba,

No hay ninguna sátira en este cuento, no hay política en mis versos,

Hay que ver para donde queremos, pero acordarse de que así retrocedemos,

Sin temerle al pasado hay que enfrentar esto que vemos,

Somos grandes y pocos, nos conocemos demasiado,

Sabemos de menos, cuidémonos entre nosotros, que los de afuera nos tienen miedo.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Vuelve a mi siempre



Veámonos mañana antes de que oscurezca,
Antes de que partas y tú figura desaparezca,
Veámonos mañana y que sea una promesa,
Que el riesgo que corro al perderme valga la pena,
Merezco aunque sea me mientas,
Merezco por el amor que te profeso,
Que me digas regresas,
Merezco por lo menos que me recuerdes un rato,
Cuando no me veas,
Veámonos en minutos, en este mismo día,
Muchas veces consecutivas,
Abrázame como quieras hacerlo,
Bésame como yo te lo pida,
Háblame con palabras prohibidas,
Pídeme amor eterno,
Cántame nanas hasta que sea de día,
Pero por favor no me dejes durmiendo,
No me quites las ganas de llorar al verte partiendo,
No te marche sin besarme,
No me dejes con un adiós entre los dientes,
No me quieras salvar de una despedida dolorosa,
Es que la necesito para entenderla,
Para entender porque te vas y me dejas,
Luego en ese segundo antes de irte,
Bésame como jamás lo hiciste,
Bésame y quítame el poco aire que me queda,
Bésame y sácame de la tierra,
Bésame como si mañana no volvieras,
Pero vuelve, vuelve a mí siempre,
Y que esto sea tú promesa.

Vuelve, vuelve a mi siempre.

Soy Humano.



Te veo hoy aún, eres la escena de mi vida,
La que me ha llevado al éxito,
Y la que me ha dejado a la deriva,
Te veo aún, a pesar de que me cueste,
No siento pena, pero la verdad,
Algo me revuela, algo me apesta,
Se muy bien que lo fuiste todo,
Pero a pesar de ello, no lo mas importante,
Mis años comencé a dedicarte,
Por ti más de una día deje mucho,
Abandone mis sueños, mis metas,
Y mismo deje a mi gran amor para después,
No es gran novedad de que no me hayas dejado,
Si lo es que me diera cuenta y te dejara,
Pero el precio que mas me costo y dolió,
Fue perderlo todo, perderme a mi mismo,
Absolutamente arrepentido vuelvo,
Pero si es verdad, hoy me encuentro solo,
Y solo te veo hoy aún, eres la gran escena de mi vida,
La que me ha llevado a esto,
A mirarme a un espejo, y verme casi muerto,
A buscar a mi gran amor y que ya no me quiera,
A querer realizar alguno de mis viejos sueños y que ya sea tarde para eso,
No es gran novedad lo que te estoy diciendo,
Solo que hoy aun te veo, y eres la gran escena de mi vida,
La que hoy me ha dejado sin ninguna salida,
La que hoy me ha llevado hacerme mil preguntas,
¿Por qué si sabia que me dañarías no te deje cuando podía?
Pero es que esa pregunta es imposible de contestar,
Soy humano y hacemos tonterías.

Mirandores del pasado



Somos como dos miradores del pasado,

Que quieren corregir las cosas malas que nos han tocado,

Somos dos arriesgadores de fortunas,

Que temen a perderlo todo,

Somos como dos partes ocultas,

Que solo salen en momentos importantes,

Somos como alguna vez Adán y Eva,

Que solo fueron tímidos después de probar aquello prohibido,

Somos todo lo que queremos ser,

Y no nos conformamos con ello,

Repudiamos lo que nos cae mal,

Coronamos lo que nos cae en gracia,

Vivimos en pecado demasiado tiempo,

Y cuando la muerte nos ronda,

Comenzamos a confesarnos,

Damos la espalda al pobre que nos mira,

Y somos más pobre por hacerlo,

Divagamos la mayor parte del tiempo,

Queremos más conocimiento,

Pero ni siquiera aprendemos lo que nos dan en el momento,

Somos como dos miradores del pasado,

Que quieren corregir las cosas malas que nos han tocado,

Y olvidamos de vivir lo que nos esta pasando.

Eternamente tuya



Repetidas veces suelo decirte que eres mi vida,
Repetidas veces suelo decirte que eres todo,
Pero no escuchas, no haces caso,
Constantemente te estoy buscando, para que no huyas,
No se a que le tienes tanto pavor,
Será que el viento te susurra,
Cosas tan estupidas, y tú que las escuchas,
Repetidas veces suelo decirte que eres mi dueño,
Repetidas veces suelo decirte que no hay otro,
Pero no escuchas, no quieres hacerlo,
Si mi corazón en eternamente tuyo,
¿A que le temes?
Es como que prefieres marcharte y pederme,
Antes que me arrebaten, y eso cielo,
Es tan estupido, pero,
Es tan tierno, tú eres tierno,
Eres mi ternura, eres mi eterno corazón,
En una noche sin cordura,
Eres todo lo que preciso,
Para ser quien debo, no necesito que me complementes,
Tú me hiciste completa, solo que me arrastras,
Eres mi motor, el motor que siempre quiero tener,
Pero tú y tus pavores, hacen que me aleje,
Tú y tus reproches, hacen que me esconda,
Repetidas veces suelo decirte que eres mi vida,
Repetidas veces suelo decirte que eres todo,
Repetidas veces suelo decirte que eres mi dueño,
Repetidas veces suelo decirte que no hay otro,
Pero no escuchas, no quieres hacerlo,
Si mi corazón en eternamente tuyo,
¿A que le temes?

domingo, 19 de septiembre de 2010

Mi milagro personal



Siempre supiste como hacerme sentir, en mis peores momentos,
hay algo especial más allá de todo entre ambas,
Algo tan fuerte como un lazo impermeable,
Que a pesar del tiempo sigue siendo intacto,
Siempre supiste como hacerme sentir, en mis perores días,
Cuando las nubes amenazaban con mojarme,
hacías lo posible por cubrirme,
Cuando la tormenta estaba arriba y no había forma de pararla,
Te quedabas ahí, junto a mí,
Y aunque hoy ya no te sienta tan cerca,
Aunque hoy no te vea todo el tiempo,
De algún lado sales y me acompañas,
Y eso para mi es demasiado,
Y eso para mi es un milagro,
En un mundo donde son todos únicos,
Donde nadie te mira cuando caes,
Donde la verdadera amistad se compra,
Donde las mentiras circulan con la cabeza alta,
Y la envidia la acompaña,
Y esto de ambas,
Para mí es demasiado,
Para mí esto es un milagro,
Para mi tu eres un milagro,
Del cual jamás me quiero separar,
Del cual jamás quiero perder,
Eso, eres mi milagro en una vida que apesta,
Que mata y te quiere afuera,
Eres lo que nunca me dejo de mirar,
Mientras el tiempo me dejaba a la deriva,
Mientras todo se caía,
Mientras el mundo no me quería.
Eso, eres mi milagro personal,
En una vida que apesta.

sábado, 18 de septiembre de 2010

Jugar a vencer al destino




Recién ayer te conocí por vez primera,
Nada extraordinario ya sabía como eras,
Es tan extraño, me haces sentir tan extraña,
No es como si no lo sintiera, de hecho lo siento,
Y es que me haces sentir cosas que en realidad no quiero,
No se si quiero, no se si puedo,
Siempre habrá algo entre ambos,
Y eso ya es jugar a vencer al destino,
Y sabes yo eso lo respeto,
Pero también respeto esto que siento,
Esto que me pasa y le temo,
Tú eres hoy demasiado en mi,
Tú eres hoy un loco desquiciado,
Que quiere matar el tiempo,
Y sabes que eso lo respeto,
Pero también respeto esto que siento,
Esto que me pasa y le temo,
Y es que me he vuelto una loca desquiciada,
Que solo quiere tu presencia,
Que solo te quiere para si misma,
Sin importar las consecuencias,
Y esto de apoco se a convertido en un juego,
En un juego violento, en donde matamos nuestros sentimientos,
Y no se si quiero eso, no se si puedo con ello,
Pero es que te has convertido en lo único que quiero,
En lo único que anhelo,

Siempre habrá algo entre ambos,
Y eso ya es jugar a vencer al destino,
Y eso ya es jugar a vencer al tiempo.
Y sabes yo eso lo respeto.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Cuando Te Vi






Cuando te vi lucias algo peculiar,
Algo distinto, algo casual,
No te mire demasiado, no quise hacerlo,
Después de tantos años te volví a ver,
Creíamos éramos algo similar,
Algo discontinuo, único, milagroso,
Nos habían inventado para sobrevivir,
Pero no fue así,
No quise que fuera así,
Me han de decir que vengo sobreviviendo a todo,
Pero este dolor puede ser el único que me detenga ante todo,
Me paraliza y me hace retroceder,
Eso lo se, es que lo se…
Cuando te volví a ver lucias algo diferente,
Algo cálido, algo amistoso,
No te volví a mirar demasiado, tampoco quise hacerlo,
Creíamos éramos algo similar,
Algo discontinuo, único, milagroso,
Pero no fue así,
No quise que fuera así,
Me han de decir que soy algo especial,
Desearía ser esa persona especial,
Pero simplemente no es cierto, 
Solo  soy, 
Una persona que sobrevive a todo,
Pero que una sola cosa me detiene,
Me paraliza y me hace retroceder,
Eso lo se, es que lo se…

miércoles, 8 de septiembre de 2010

De cabello rizado




La luz le había dado en su cara hacia pocas horas,
nada había visto desde entonces,
Todo seria un misterio para ella, algo nuevo, algo lindo,
sus ojos se estrenaban para su primer día,
le mostraría absolutamente todo apenas naciera, decía,
ella había llegado un 12 de enero,
corrí por el cuarto y abrase a mi madre que recostada la sostenía,
con una gran expresión pregunte si en mis brazos podía sostenerla,
amablemente me la pasaron,
su cuerpo era suave y tierno,
no entendía bien como se sostenían a estos juguetes chiquitos,
pero con el paso del tiempo fui aprendiendo, no seria el primero que sostendría
ni el ultimo.
Su boca era apenas visible, su cabello era como de pelusa de color dorado,
sus ojos eran igual de pequeños que su nariz puntiaguda,
sus manos, las mas juguetonas que había visto, la bese en su mejillitas tan rellenas y tiernitas, sus ojos café me miraban con expresión rara, pero estaba segura, ella ya me reconocía, de algún modo sabia, yo era su hermana, quien la cuidaría. Su nombre significaba de cabello rizado, y eso era cierto con el tiempo seria la pequeña rubia con el cabello algo rizado, que todo el mundo quisiera, su luz ilumino de aquel día cada parte de la casa, hoy ya es algo grande, pero en alguna parte de mi, sigue siendo aquel bebe que alguna día en mis pequeños brazos sostenía.